septiembre 26, 2007

Reforma constitucional a la carta. Cambios y re-cambios.

Humilde y breve opinión la que a continuación expresamos acerca de la reforma constitucional propuesta por el Presidente de la República. Tratamos, en lo posible, de recoger en un solo texto las diversas posturas individuales de quienes integramos el grupo, con respecto a este tema tan polémico como crucial para la vida del país.

Ante todo, debemos analizar los hechos de la manera menos procesada posible y quitarnos el filtro de los medios masivos que, como ya es costumbre, contribuyen mucho más a desinformar que a aclarar dudas e inquietudes. Es así como acudimos – y lo recomendamos- directamente al documento que leyó el Presidente, disponible en el portal Gobierno en Línea.

El documento es bastante extenso. La reforma abarca múltiples temas, los cuales en gran medida no han sido “publicitados” por los numerosos “análisis” de los medios de difusión. Existen posiciones diversas en torno a los puntos más polémicos del proyecto de reforma. Grosso modo, puede advertirse que el texto propuesto pretende dar rango constitucional a muchas de las políticas del gobierno actual. No obstante, se perciben vuelcos de 180º grados en aspectos que tienen que ver con el modelo económico y político del país, cuestión que, sumada a la iniciativa de extender por un año el período presidencial y darle carácter “continuo” a la reelección del cargo, da como resultado una reforma suficientemente profunda para cumplir los requisitos que convocarían a una Asamblea Nacional Constituyente.

Como no ofrecemos oráculos –lamentablemente no tenemos la habilidad-, desconocemos por qué el gobierno decidió emplear la figura de la reforma, en lugar de la Constituyente. No creemos que sea por miedo a una derrota electoral, como pregonan algunos sesudos de oposición (los antecedentes avalan que Chávez es, antes que nada, una máquina de ganar elecciones). Sin embargo, la ausencia de una Constituyente ha limitado seriamente el debate y el contraste de opiniones que debería dar origen a una nueva Carta Magna. Básicamente, nos está llegando directo de manos del promotor, con pocas intermediaciones, escasas críticas e ínfimas modificaciones.

La rapidez con la que se está adelantando la reforma constituye para nosotros un punto de atención. En primer lugar, varias de las propuestas quedan sujetas a su aclaratoria mediante alguna ley posterior que las regule (el diablo está en los detalles). Y una de las dudas, en este sentido, es que tanto a nivel constitucional como a nivel legislativo, las normas van a surgir de una sola corriente de pensamiento. Aunque esta corriente es mayoritaria, no es la única. De modo que el texto fundamental no reflejaría en términos reales al país, sino que vendría a institucionalizar, en cierta forma, las tensiones circunstanciales de la polarización. Es prudente, en este punto, reconocer la brecha que hay entre fundamentos y circunstancias.

El aporte histórico más hermoso de la izquierda es el desarrollo del pensamiento crítico. Nos preocupa que, pese a los numerosos matices existentes entre los partidarios del Presidente, pueda palparse una especie de tendencia a la homogeneización y a la neutralización de una antítesis que permita la consumación de la evolución dialéctica de las ideas. Sin la adecuada discusión y aporte por parte de todos los sectores del país, la reforma se percibe como una actitud arrogante de quien, sobradamente, se comporta como si no tuviera más nada que aprender del resto de la sociedad. En el momento en que dejamos de escuchar y aprender, empezamos a decaer y morir. En escuchar y aprender reside, justamente, la virtuosa humildad.

Como a quien no ve el bosque por estar pendiente de los árboles, la necesidad táctica de prevalecer en la batalla contra el enemigo de turno nos está haciendo perder de vista el fin estratégico de la lucha. Y esto vale tanto para los partidarios de la oposición como para los del gobierno. Por ejemplo, las observaciones a la reforma planteadas por Eleazar Díaz Rángel (votación por varios bloques temáticos, fusión del artículo vigente y el propuesto sobre la FAN, entre otras) no están siendo valoradas con la ponderación que ameritan. En cambio, recientemente leímos unas desalentadoras declaraciones del constitucionalista y diputado Carlos Escarrá, donde afirmaba que la discusión en el seno de la Asamblea se limitaría a lo propuesto por el mandatario, mientras que otras iniciativas serían “archivadas” para su posterior consideración.

La oposición, por su parte, nuevamente se ha quedado corta en su reacción. Su “crítica” se ha limitado a espacios cerrados y abiertamente a su favor, mientras que el gobierno ha llevado la discusión parlamentaria a los barrios (eso sí, también a su favor). Algunos opositores hicieron acto de presencia en esos actos de parlamentarismo de calle, pero quizá con fines menos sinceros que histriónicos. Cada quien está dedicado a convencer a los suyos. Lo que hace falta es convencer al otro. Lo evidente se difumina en la estridencia.

Como hemos dicho, la actuación de los medios es digna de una tragedia shakesperiana. El Universal, por ejemplo, últimamente se ha dedicado a titular con frases que estimulan el temor de las clases medias del país. Con amenazas sobre lo que puede pasarle “al apartamento de la playa” o a la “herencia de tus hijos” de aprobarse la reforma, cuando la mayor parte de la población ni siquiera tiene un apartamento, y está muy ocupada con los centavitos del día a día para sacar cuentas sobre una herencia etérea. Entretanto, los medios no consideran asuntos importantes como los concernientes a la institucionalización del Juez de Paz o al incremento del situado correspondiente a los municipios.

Por otra parte, la reducción de la jornada laboral debería suponer un logro, al colocar al país al mismo nivel de algunas naciones europeas desarrolladas. Pero entonces habría que investigar ¿Por qué Sarkozy quiere incrementar, mediante incentivos varios, las horas laborables? ¿Qué experiencia ha tenido Francia en este sentido? Desafortunadamente, tanto el proponente como los críticos escapan a estos detalles. ¿Venezuela, como país, está preparada para esa reducción? Los rumores sobre la exigencia de cumplir “horas de formación socialista” en el nuevo tiempo libre no se hicieron esperar. No comemos rumores, entorpecen la digestión. Lo que sí llama la atención es la razón de incluir este aspecto en la reforma cuando pudo haberse hecho fácilmente mediante decreto presidencial o reformando la Ley del Trabajo. ¿Un edulcorante, tal vez? ¿Al pueblo pan y circo?

Lo lamentable de este nuevo episodio en la vida política nacional, es que la reforma no se critique por sus verdaderos alcances o retrocesos, sino que su rechazo o aprobación se supediten al proponente. La reforma va, y muy posiblemente en bloque. Y ya estamos siendo nuevamente testigos de las discusiones kafkianas sobre votar o abstenerse. Nuestra posición: lee completamente el proyecto de reforma. Y discútelo, preferiblemente con alguien que no piense como tú. Ya basta de cámaras de resonancia. Si lo apruebas, y eres de oposición, vota sí. Si eres partidario del gobierno, y no te gusta, vota no. Tenemos que construir la democracia sobre propuestas, no sobre consignas.

Nos gustaría opinar acá sobre el papel de los estudiantes en esta coyuntura. Pero lamentablemente no hemos asistido a las sesiones de discusión que ha habido, y lo que hemos leído en las reseñas de los medios realmente deja mucho que desear, en la medida en que parece haber una suerte de paralelismo entre las agendas políticas (de gobierno y oposición) y las agendas de los estudiantes. Aunque, creemos, estos últimos son ciertamente más abiertos al debate y a escuchar las opiniones del contrario, pero no tan contundentes como para generar ruido. Por respeto a los compañeros, nos negamos a asumir como cierta la percepción de los medios, pues sería algo vergonzoso aceptar que el denominado “movimiento estudiantil” (pro y contra) se reduce a las imágenes de Globovisión y VTV. De modo que agradecemos que alguien que haya participado en estas discusiones lo comente aquí en el blog.

En definitiva, creemos que la discusión y la participación son las pesadas anclas de la democracia. En ese sentido, atados al pensamiento crítico con las amarras de la inteligencia, hay que adaptarse –activamente, por supuesto- al nuevo país que se avecina. El Presidente Chávez se ha adaptado al país y a sus momentos, lo ha seducido, lo ha tomado por las riendas y, desde adentro, lo ha venido transformando; todo por la vía del voto. Buen ejemplo de proyección y constancia estratégica ¿no?

PD: Seguiremos desarrollando estas ideas, “reforma en mano”. Esperamos sus aportes. Saludos.

17 comentarios:

Samuel dijo...

Felicitaciones a mis amigos de Promedio por la iniciativa, excelente forma de comenzar el regreso de vacaciones.
Coincido con ustedes en cuanto a la necesidad de informarnos y participar activamente, no sólo en las universidades sino en todos los espacios de la vida nacional, y de asumir posturas serias, críticas y contundentes sobre la propuesta de reforma constitucional.
Pienso que lo que está en juego es el futuro de todos nosotros, sin excepción ni discriminación política. Lo que se juega es la democracia de todo un pueblo.
Sin lugar a dudas, forma parte de una estrategia inteligentemente planificada, cónsona con las pretensiones autoritarias del gobierno de turno.
No obstante, considero que si queremos apostar a país, debemos dejar de lado radicalismos, emociones y caprichos políticos de bando y bando. Difícil tarea cuando la sociedad está polarizada y cuando las instituciones están groseramente parcializadas.
Es un hecho que la reforma será aprobada en las urnas, lo cual no se traduce necesariamente en una legitimidad democrática plena. En los términos que está planteada, con sólo tres meses de discusión antes del referéndum, estaremos presenciando otra de las consecuencias nefastas de esta "democracia refrendaria", es decir, aquella en la que el pueblo simplemente se pronuncia para aprobar o rechazar una decisión que fue tomada en Miraflores. La participación política debe ir más allá, a las comunidades, a los gremios, a las universidades, pero no después de que la reforma está redactada y lista para ser aprobada por la aplanadora roja de la Asamblea Nacional.
Aspectos como la reelección indefinida creo que no tienen importancia, de hecho, países como Francia y España han tenido buenas experiencias con esta modalidad; recordemos que Felipe González gobernó en España por tres períodos de cuatro años.
Si un Jefe de Estado genera binestar para su gente, es lógico y justo que pueda ser reelecto. No debemos distraernos en ese tipo de consideraciones de la reforma porque fortalecen aún más a Chávez, y lamentablemente la moribunda oposición, o lo que queda de ella, se enfrasca en la crítica a Chávez, sin proponer alternativas al probelma de la miseria, a la seguridad social, a la inseguridad, etc.

Tenemos 8 años haciendo crítica, es hora de hacer verdadera oposición, y por supuesto, proposición.

Saludos!

ProMedio dijo...

Estimado Samuel:

Muchas gracias por participar !! Muy bueno verte de nuevo por estos predios...

Muy válida tu opinión. Sin embargo, no vemos claro cómo se puede dar por sentado que la reforma será aprobada en diciembre. Es probable, más no seguro (seguro sólo la muerte, dicen por ahí...).

El deber ser de un verdadero Estado democrático, donde el pueblo pueda participar e involucrarse activamente, implica que la gente debe leer, considerar y discutir seriamente la propuesta de reforma antes de decidirse a votar a favor o en contra de ella.

En este sentido, el apoyo o rechazo a la reforma no debería estar supeditado a si el ciudadano es partidario u opositor del presidente Chávez.

Si luego de ser analizada, se considera que la reforma es válida en su conjunto, entonces se debe votar por ella, aunque no se respalde la gestión de Chávez. Si por el contrario, la persona es simpatizante del Presidente, pero considera que la reforma es negativa, se debería votar en contra de ella. Es simplemente la utilización de la capacidad crítica de discernimiento que todos tenemos.

Existen antecedentes en este sentido. En Colombia, Álvaro Uribe ha ostentado consistentemente porcentajes de aprobacíón superiores al 50 % del electorado. De hecho, en 2006 fue reelecto con el 62 % de los votos. Sin embargo, en octubre de 2003 fue derrotado en un referendo, en el cual sólo logró que se aprobaran 4 de las 15 reformas domésticas que propuso.

Como podemos ver, no necesariamente el respaldo a Uribe se tradujo en un respaldo a sus propuestas. Posteriormente, los colombianos lo reeligieron. Y Colombia queda acá al lado (no estamos hablando de Suiza ni Finlandia).

Lo que hay que analizar es el documento en sí mismo, no al Presidente. Y esto vale para los dos lados. La oposición no puede rechazar ciegamente toda la propuesta por su animadversión al Primer Mandatario nacional (nos parece positiva, por ejemplo, el incremento del porcentaje del situado constitucional). Y los partidarios del Presidente deberían sopesar seriamente la posibilidad de que las modificaciones que fortalecen la figura del Ejecutivo puedan ser aprovechadas en un futuro por un Presidente...pero de oposición.

Sabemos que la polarización aliena y radicaliza a la gente, robándoles su racionalidad y capacidad crítica. Por ello hay que luchar contra la polarización, y construir una verdadera democracia modelo que pueda gerenciar las tensiones políticas y crear un clima de institucionalidad para resolver las diferencias.

En todo caso, lo complicado que vemos es el mecanismo de aprobación en bloque de la reforma. No es lógico que se pregunten 33 cosas distintas y se pretenda una respuesta estilo sí o no.

Lo idóneo sería una votación artículo por artículo. Pero el Presidente dice que su propuesta es integral y debe ser votada como un todo. Como punto medio, nos parece lógica la propuesta de Díaz Rángel de votarla en varios bloques temáticos. Esperemos que esa sugerencia sea estudiada seriamente.

En último caso, nos parece que si los ciudadanos consideran que la reforma contiene elementos positivos, pero que en su conjunto representa un retroceso, entonces deberían votar en contra. Por las mejoras se podrá luchar luego una a una, pero los retrocesos se configurarán como nuevos problemas a resolver.

Antonio dijo...

Excelente iniciativa. Esto nos compete a todos, porque "Venezuela ahora es de todos".

Quisiera que tomaran en cuenta la discusión también sobre la reforma al Pensum de la Escuela, lo cual nos urge a todos... no puede ser que nos sigan dando materias cuyos programas tienen casi más años de aprobados y desactualizados, que nosotros de nacidos.

Salu2

ProMedio dijo...

Gracias por tu comentario Antonio !

Ciertamente, el pensum de la ECS es bastante paleolítico, sobre todo en una profesión que ha experimentado cambios tan radicales, fruto de la revolución en tecnologías de la información.

Asimismo, los sucesos políticos de lso últimos años, tanto en Venezuela como Estados Unidos y otras partes del globo, le han dado una nueva prioridad al tema de la relación entre medios y poder, así como a la necesidad de revisar y dar prioridad a la formación ética de los periodistas.

Antonio, esperamos eguir contando con tus comentarios. Pronto tocaremos otros temas propios de la universidad, pero hemos estado un poco concentrados con lo de la reforma, que nos parece que determinará el marco sociopolítico y jurídico en el que todos nos desenvolveremos a partir de ahora. Saludos !

Doctor dijo...

Que idea más interesante la que he leído expuesta... sí... :)

Un saludo,
Doctor, crítico de Blogs

Maravilloso Desgarro dijo...

Hasta ahora me “abstenido” de comentar este post, porque sinceramente no estoy clara sobre lo que pienso, no estoy bien informada, ni estoy clara en cuál es la mejor manera de expresarlo. Pero sobre todo yo no tengo fe, no se la quito a los demás por eso no comento lo que se revuelve en el estomago al pensarlo. Precisamente como no estoy clara, de verdad pensé que sí quería leer aquí un análisis de la reforma por parte de personas un poco más claras que yo, que son más participes, que no han perdido la fe, que lo siguen intentando o que al menos tienen las.. de expresarse, pero no, no veo análisis por ninguna parte. No veo análisis, y yo me aterrorizo (aún más de lo que ya estoy) cuando salen más artículos fantasmas, y queda menos tiempo. Se nos viene encima, y no he escuchado ni leído la primera propuesta que yo considere viable, lo siento yo no creo en marchas.
Me gustaría saber cuándo alguien va a escribir el primer Artículo de la Reforma a ser analizado, uno a uno, porque en cambote es un desorden, para poder enterarme, leer sus opiniones y quien quita dar la mi opinión. Pero el tiempo se nos viene ncima y sinceramente, perdonen, pero no creo que vaya a suceder, así que ¿qué vamos a hacer? Yo no quiero la reforma si no conozco, no entiendo y no tengo la posibilidad de decidir qué va a cambiar y cómo.
Con respecto a la acción reactiva, es decir ya no nos queda tiempo para ejecutar herramientas parlamentarias y tal blah blah, quisiera comentar sobre un email que me llegó con una presentación PowerPoint con una propuesta que suena irracional, como loca, pero sinceramente es lo que mejor me ha sonado hasta ahora, en resumen lo que propone es 1) Ir a Votar para expresar al “soberana voluntad del pueblo meeesmo” 2) Ejercer la Desobediencia Civil quedándote con tu papeleta que es la Única prueba de tu voto sea cual sea, si o no; no introducir la papeleta en las urnas porque es la unica evidencia que tenemos para develar la verdad sobre los votos y total el voto debería quedar registrado electrónicamente, no? Y 3) Sacar la papeleta para hacer conteno manual, público y con cobertura periodística internacional.
¿Esto es muy loco? Acá en Venezuela me ha tocado ser testigo y a veces victima de muchas pero muchas locuras, ¿por qué no intentar ser loco y radical y revolucionario uno también? Me gustaría saber qué piensan al respecto.

ProMedio dijo...

Estimada "desgarrada":

Comprendemos tu preocupación. Sin embargo, te invitamos a leerte directamente la propuesta del Presidente (y lo que puedas de la de los diputados, que es medio etérea, por lo difícil de accederle), y comentar tus impresiones en este blog.

Como filósofa, bien sabes que no hay nada como ir a la fuente. Y además, si puedes con Santo Tomás, seguramente un poco de tecnicismos jurídicos no serán mayor dificultad (seguramente más aburridos, pero ciertamente más actuales e importantes para nuestro futuro inmediato).

Eres joven amiga, al igual que nosotros. ¿Si no tenemos esperanza, quién la tiene? Por eso decidimos abrir este blog. Ven y discute con nosotros. Nada malo puede salir de ello.

Pronto publicaremos opiniones particulares sobre algunos artículos de la reforma. No pretendemos que sean análisis, simplemente un aperitivo para fomentar la discusión.

Nuestro primer texto solamente pretendía fijar nuestras posiciones sobre la reforma y su contexto sociopolítico. Todo hecho debe ser factorizado junto a sus circunstancias.

En cuanto a tu propuesta final. De entrada, no somos muy amigos de los powerpoint que nos llegan incitando a cosas raras. La mayor parte seguro los escriben o en La Habana o en Miami, con la irresponsabilidad que se puede suponer, incitando al caos nacional. Nada constructivo.

Creemos en una participación masiva en el referendo. Masiva, pero crítica. Estamos aspirando a poner nuestro grano de arena para que la gente se lea la reforma y vote con la razón, y no la fe o el odio. Esa es nuestra humilde utopía.

Te esperamos por estos lares, con tus ideas y opiones. Gracias por participar. Y recuerda:

"Lo más atroz de las cosas malas de la gente mala, es el silencio de la gente buena" (Gandhi).

Yimmi dijo...

Mi muy querida, estimada y maravillosa desgarrada.
Me voy a tomar el abuso de re-interpretar las palabras de la entelequia para que no sea un mensaje netamente uni-direccional sino para que el resto de los lectores entiendan.
En estos momentos tenemos dos opciones claras (a nuestro parecer) y esa es: Participar en el proceso (sea cual sea la posición que desees tomar) o sentarse a ver las cosas por TV (con el filtro mediático respectivo). Nosotros decidimos tomar posición mediadora, lo cual quiere decir que no vamos a criticar por criticar sino que argumentamos con ideas.
El texto que leiste fue un primer acercamiento a la reforma cuando aún era la suma de las partes de la propuesta del Presidente. Es cierto, hay poco análisis (aunque yo lo llamaría con poca crítica destructiva) y es algo superficial, fue a drede.
Por otra parte, en ProMedio le tenemos animaversión a los correos polítiqueros masivos (con supuestos testimonios, con PPT's, con fotos y los que llaman a desobediencia, etc) porque son correos que buscan la confrontación con consignas, no con ideas.
Ejemplo: Invitar a quedarse con el papelito de la máquina es un claro llamado a cometer un delito electoral, consecuencia: La GN te hace presa, te llevan a juicio y terminas pasando una temporada en una cárcel como un conejo.
En todo caso, no eres la única que ha dicho que nuestro texto estña escueto, por esta razón (y además porque el momento ya lo ameritaba) hemos publicado un nuevo texto sobre la reforma que refleja una postura mucho más crítica.
Te invitamos a leerlo y sentirte reflejada o no en él y a participarlo luego libre y abiertamente... esto es un blog y para eso sirve.
Gracias por leernos...

Maravilloso Desgarro dijo...

Estimados todos, que me responden en plural sin identificación, que hurgaron en mi perfil sin darme la posibilidad de poder sostener el mismo trato, de poder informarme sobre “ustedes”, de poder ir a la fuente, como me aconsejan y me dan su apreciación a titulo personal suponiendo algo que no soy: filósofa. Yo opto por el título de Licenciada en Filosofía, si seré filósofo eso todavía no lo sabemos, yo tengo mis dudas; a nosotros nos enseñan en la Escuela de Filosofía de la UCV -o tratan de enseñarnos- a interpretar, a investigar, a suspender el juicio hasta que todas nuestras dudas queden satisfechas – cosa que lleva a un silencio cuasieterno –, intentan educarnos en el hábito de acostumbrar a nuestra mente a no menospreciar fuentes, datos, detalles, a fijarnos en lo que no es evidente porque nuestra tarea es develarlo, luego si es útil o no quién sabe. Algunas cosas se aprenden, otras no, también entran en juego las capacidades y habilidades personales, al fin y al cabo somos individuos.

Quiero agradecer el feedback me “dan”, que es en un principio lo más importante, pero creo que después del principio se podría seguir avanzando, ¿o no? Hay que agudizar estos feedback. Yo apreciaría respuestas de un particular, de un yo que se identifica, es decir una persona en pleno uso de su autonomía que se deja nutrir de ideas y sentimientos que provienen de otros individuos en singular. No puedo apreciar del mismo modo una respuesta de un “colectivo”, de un nosotros, porque sencillamente ni dos personas piensan igual, mucho menos más de dos personas. Y precisamente allí está el enriquecimiento de todos.

Esto con todo respeto, estoy expresando lo que pienso y creo que no necesito recurrir a citas de grandes filósofos, teóricos ni autoridades para estar bien segura que no existe algo como “una” opinión de un “nosotros”, o “un” pensamiento de un “nosotros”; pueden haber “acuerdos” y “convenios” entre varias personas, eso sí cómo no, pero un acuerdo etimológicamente hablando es distinto a un juicio o a una opinión, a un argumento o a un consejo.

Mi comentario anterior fue más que una postura, la revelación de un sentimiento, y la respuesta que recibo es la consecuencia de estar revelando sentimientos por allí, por eso es hay que abstenerse cuando uno no tiene la brocha con la que pinto al burro de morado.

La respuesta que recibo responde a la forma argumentativa conocida como falacia ad hominem, que en resumen no argumenta con o contra de los argumentos sino contra la persona que los expresó. Lamentablemente ésta es una falacia muy, pero muy usada, me gustaría aportar mi granito de arena y no caer en su uso yo también, y dialogar sobre los argumentos y no sobre quien los hizo … ¡ah cierto no puedo argumentar contra quien hizo el comentario porque nunca se reveló! Acabo de caer en cuenta de qué conveniente es la figura del nosotros…. No hay un quien responsable, ni un quien a quien leerle el perfil de blogspot para saber el background del interlocutor misterioso, y digo interlocutor porque entre todos ustedes, fue uno el que escribió, no? Porque si escribieron entre dos, cuatro manos en un teclado, y no me refiero a la metáfora, sino a la acción concreta, pues ustedes deberían estar dando un espectáculo en el circo.

A ver, qué argumentos desgarré anteriormente – ¡el detalle de “desgarrada” quedó liadísimo! Prueba A para demostrar el Ad hominem –. Con las tres primeras oraciones, en síntesis yo quería expresar que no se ha hecho ningún análisis de ningún artículo hasta ahora como propone el texto discutido aquí. Eso es un hecho, no es un reclamo. A veces molesta que le digan a uno los hechos, lo sé, pero hay que hacer el esfuerzo y aprender a tomar los hechos como hechos y no como afrentas personales. Las siguientes cinco oraciones de mi comentario anterior, giran alrededor de la inminencia de los hechos, los concebidos, los concretados, los prometidos; preguntan sobre el tiempo y sobre las acciones que deberían llevarse a cabo en ese tiempo – un poco desesperadamente lo sé, quizás exageré, se me fue la mano en emoción, sorry –. La siguiente oración en la que se lee sobre el email, PowerPoint etc se refiere realmente a una propuesta de acción, que no es mía, para ejecutar en este poco tiempo que queda.

Digamos que yo deseé, pero evidentemente no logré, que discutiéramos más sobre los tres puntos propuestos, y necesito recalcar acá la intención de “dialogar con respecto a” y no “incitar a”, si estuviese incitando creo que el tono hubiese sido distinto, como más imperativo ¿no? Y menos interrogativo, con menos aires a propuesta, a querer saber qué piensa otra persona, u otras personas.

Los tres puntos en cuestión, que propuse discutir y hasta invalidar ¿por qué no?, pero ¿y si son una buena propuesta?, son: 1) Ir a Votar 2) Ejercer la Desobediencia Civil quedándome con la Única prueba de mi voto sea cual sea, si o no; no introducir la papeleta en las urnas porque es la única evidencia que tengo para develar la verdad sobre los votos y total el voto debería quedar registrado electrónicamente, no? Y 3) Sacar la papeleta para hacer conteo manual, público y con cobertura periodística internacional.

Yo deseé, más no me expresé bien, que quería leer sobre una discusión seria, no de dónde viene la información (La Habanna, Miami, el infierno), eso es sólo reconocimiento de fuentes, cosa que siempre hago porque me gusta distinguir referencias. El contenido de esos tres puntos de acción es lo que yo quería que se comentara, no desestimar todo por completo por considerar que es más importante comentar acerca de quién soy yo, qué estudio, lo que sé o no sé, si entiendo o no a Santo Tomás, si estoy desgarrada o no, si perdí la esperanza (esto si está en mi comentario anterior, así que me lo merezco por estarme exponiendo), de dónde viene la información y no lo que contiene, eso es oooootra vez falacia ad hominem. Sorry si sueno un poco repetitiva con el asunto, pero creo que es importante dejarlo bien claro.

En fin, “ustedes”, gracias nuevamente por la bienvenida, por la respuesta y por la oportunidad abierta de seguir conversando. Me gustaría seguir participando en el tema, pero en el tema, o abrimos otro post acerca de otros asuntos, como por ejemplo discutir acerca de si un estudio sobre Santo Tomás es actual e importante para el presente o el futuro inmediato, otro argumento contra mi persona de una persona que no se identifica y que no conozco, que ataca un asunto ni siquiera figura en la entrada que yo escribí ni tiene que ver; ¡que vergüenza ajena me da! de verdad, porque lanzar un juicio lapidario de esa calaña: suponer, sin saber, que mi estudio no es actual ni importante, si no se sabe ni acerca del autor ni de qué estoy haciendo yo con él, ni para qué, ni por qué… terrible de verdad, y viene de las “personas” que manejan este blog promedio, por favor disculpen los no involucrados, no es mi culpa que se identificaran como un “nosotros” absoluto que metió en el paquete de su corta, e injustificadamente ofensiva, opinión a todos los que participan en este blog.

Yo sí pretendo que esto sea un análisis, porque me gusta que los asuntos serios se traten seriamente, con respeto eso si, lo que quiere decir que porque yo vine aquí con el corazón en la mano a confesarme y con una pregunta sobre la propuesta en cuestión: “¿Esto es muy loco? Acá en Venezuela me ha tocado ser testigo y a veces victima de muchas pero muchas locuras, ¿por qué no intentar ser loco y radical y revolucionario uno también? Me gustaría saber qué piensan al respecto.” Y sigo esperando. Y aquí estaré la próxima vez que me parezca conveniente participar, porque no creo, ni nunca creí que algo “malo pudiera salir de ello”. A lo que si le tengo un terror espasmódico es la pérdida de tiempo, a las falacias de cualquiera de sus tipos, sobre todo aquellas que atacan a la persona y no a los argumentos, y al absurdo innecesario sólo para evadir tratar un asunto seria y respetuosamente.

Gracias a todos.

Maravilloso Desgarro dijo...

Cap X de esta novela. Personajes: un plural no identificado, Ritz como la Desgarrada y Yimmi, el mediador. En el capitulo anterior leímos un comentario dirigido a Ritz y no al cometario que ella escribió en este Blog, eso desató la posterior redacción y publicación de una respuesta de Ritz exclusivamente dirigida al plural no identificado, pero en un movimiento técnico Yimmi publicó primero su mediación, aclaradora y reconciliadora.

¿Qué sucederá ahora? ¿Se revelará la identidad secreta del plural no identificado? ¿Yimmi logrará explicar y justificar lo indefendible? ¿Ritz volverá a publicar en este blog?

A continuación: Pasiones por un Proyecto de Reforma.

A Yimmi, gracias por la reinterpretación, aún así allí está el comentario dirigido a mi persona por lo que puede seguir siendo reinterpretado ad infinitum, el hecho es el mismo: se refiere y se dirige a mi persona y no al texto que escribí, y es una pena, además de una falta de respeto, pero bueno se puede vivir con eso, si no un montón de camioneteros caerían como moscas cada vez que uno grita “maldito co..”#”#””#camionetero”.

Sobre el texto que escribí nunca puse que mi postura fuera tal o cual, develé mis sentimientos. No incité a la desobediencia civil, dije que me parecía loca e irracional esa postura, pero no la desmerite ni descarté por ello, dejé la cuestión abierta para que otros comentaran al respecto. Yo propuse conversar o discutir, ya que aquí no se analiza según el plural no identificado, aquí y cito “Estamos aspirando a poner nuestro grano de arena para que la gente se lea la reforma y vote con la razón, y no la fe o el odio. Esa es nuestra humilde utopía.” Com verán la simple utopía del plural no identificado no incluye los sentimientos ni la fe… Una pregunta, ¿sobre qué otras cosas se fundamentan las utopías?

En fin yo no soy la maestra de lógica y coherencia del plural no identificado, y ojo que estoy hablando de su texto, no de él, porque no lo conozco, no sé donde está su currículum para ver a qué es que se dedica, de qué vive, si estudia algo ¿Será que es una manifestación del más allá o un extraterrestre?

Ahora, de verdad en una nota más constructiva y menos resentida-vengativa-nunca-lo-olvidaré que me hayan agredido porque participé tal y como dicen aquí que uno debe hacer, ¿será que si no participan como “ellos” quieren entonces tu aporte no cuenta?…. en fin, quisiera llamar su atención (la de las personas que sí se identifican) sobre una particularidad de la postura que toman tanto el plural no identificado como Yimi, que es desestimar. Desestimaron mi aporte porque vino de un correo, el caso especifico un Power Point que circula como cadena por los correos electrónicos.

Queridos comunicadores, involucrados y participantes, por favor no cometan el error de menospreciar ninguna fuente. Puede que ciertamente la fuente sea de la más baja calaña, que sea falsa y hasta mal intencionada, pero debemos considerar el medio por donde circula y su masividad. Pregunto con mucho respeto ¿Ustedes creen que este Blog será más leído que el susodicho Power Point?

¡A eso me refiero! A mi y a otras personas confundidas, desinformadas y al abismo de la perdida de la fe que vivimos el día a día lidiando con un trabajo, estudios y el hogar, que quizás ni prendemos la tele, no nos están llegando análisis de los artículos de la reforma por la vía cadena de correo electrónico en Power Point. Esos correos es lo primero que abren muchas personas durante todo el día – si les digo que yo no los abro evidentemente no me van a creer, pero qué demonios los hechos están en mi contra – esos correos constituyen una FUENTE que debe ser considerada, y si es posible corregida, y yo propongo que en sus propios términos: POWER POINT con dibujitos musiquita vía cadena de correos electrónicos, que vale decir es un formato ameno por ser corto.

¿Será que me expliqué? ¿o es que parece que quiero defender a la franquicia de Windows para ganarme unos reales por ellos? ¿o que quiero incitar a la violencia y la desobediencia, al crimen y el caos?

Para cerrar, nuevamente rescato la idea, porque mi pecado capital es dispersarme: no es efectivo ni útil atacar a la persona o el medio que argumenta, lo que realmente nos proveerá de conocimiento y a su vez de capacidad para discernir y decidir es analizar los argumentos (en contra, a favor, los confusos, etc.) Y sí, analizar; con seriedad, profesionalismo, inteligencia y compromiso.

Yimmi dijo...

Amiga mía. Conocemos los correos en cuestión de cerca y hemos lidiado con ellos mucho antes de abrir este blog. Hemos tratado de "corregirlos" pero en la acción esto resulta imposible porque simplemente estos correos no ven razón, solo ven para un lado y ya. Los extremos no son buenos y esa es la base de este blog, ergo... lamentablemente si desestimamos esa fuente. Así como desestimamos otras fuentes como los medios de información, léase: Globovisión, VTV, Venevisión, RCTV, El Nacional, El Universal, Vea, y un laaaaargo etcétera. Lo que quiere decir, y lo puedes comprobar leyendo nuestros antiguos posts, que jamás escribiremos algo basándonos en ellos. Es una posición extrema, si, pero paradógicamente es la única que podemos adoptar para hacer valer ese circulito gris que está en nuestro logo.
No es que su aporte no cuente, sino que ya conocemos lo que nos vienen a decir y no nos sirve si queremos "mediar entre los extremos sociales".
¿Ves como todo queda redondito? Créeme, no fue fácil llegar a este acuerdo, no fue fácil impulsar este blog y no ha sido fácil mantenerlo. Pero estamos convencidos de que la salida es escapar de los extremos y ese convencimiento es el que nos mantiene y nos mantendrá hasta que el mismo país nos reclame otra postura.
Por otra parte, quiero aclarar que muchas veces van a ver respuestas individuales de los "administradores" de este blog, y muchas veces van a ver la respuesta de "ProMedio", para nosotros es válida una y la otra y no es una respuesta anónima, en la columna derecha están nuestros nombres y se la pueden achacar a cualquiera de ellos por igual. Así lo vemos y así queremos que lo vean. Si la cosa molesta mucho (ya es la segunda vez que nos critican el punto en los comentarios), buscaremos la forma de responder mayormente en individual.
...y ya vale, deja la pelea y lee el otro texto. Aquí queremos destruir a los politiqueros de oficio y los ineptos divisionistas, no hacerlo entre nosotros.
¿vale?

Wolram dijo...

Hola a todos! Quiero sentar mi posición al lado de la del maravillosodesgarro. Acuerdo con voz maravilloso desgarro: yo también creí que se trataba de un análisis a los artículos de la reforma.

Por otro lado, entelequia o Mente colectiva, qué tanto has leído de filosofía? No sé pregunto para saber ya que afirmas que Sto Tomás no es útil. Además, si buscas utilidad conozco el objeto más útil de la casa es la poceta, si buscas utilidad debes ir allí.

Quisiera comentar lo que dijo yimmi con una pregunta sobre lo de argumentar con ideas sus opiniones, de qué ideas hablamos? Pues no hallé una sola en el artículo. Una cosa es tener una opinión neutra, si así lo quieres, y otra es no dar razones para sostener lo que se afirma.

Espero no borren este comentario. Continuando, quién de uds cree en la asamblea nacional? quién cree en el cne? Hace falta recordarles que el antiguo presidente del CNE es ahora el vicepresidente? No será, digo yo, que lo están premiando por el buen trabajo realizado?

En fin, no dejo de pensar que la única salida es una salida en la que van a morir muchos; si no estamos dispuestos a correr ese riesgo, luego, nos van a robar el país.

Respecto a lo de la participación crítica creo se equivocan pues, el pueblo, no se mueve por razones si no a través de las pasiones. Acaso alguien en su sano juicio daría el sí a una reforma que, por decir una sola de las estupideces que pretende cambiar, tiene un "etc" en el primer artículo a reformar que es el número once. Sí como lo oyen hay un "ETC" en la reforma a la carta magna. Por eso me atrevo a afirmar que los chavistas fanáticos que les falta tan sólo un empujoncito para rezarle y prenderle velas a Chávez no van a escuchar razones pues, hay que ser totalmente ciego intelectualmente para aprobar la estupidez hecha reforma. Ah! Y ni hablar del chavista sin vergUenza (disculpen pero la diéresis no me sale) que va a apoyar a Chávez de forma ciega ya que se está beneficiando de la corrupción galopante o, al menos, piensa hacerlo.

Por todo lo anterior afirmo que no hay salida, al menos que alguien se atreva a desobedecer al régimen y entremos en una guerra civil. Apoyo moralmente su fe, pero no la comparto y tampoco comparto los insultos hacia otros que opinan distinto a uds, y espero no ser víctima de ellos.

Yimmi dijo...

Bienvenido Wolram.
Te invito a leer y opinar sobre el nuevo texto sobre la reforma que publicamos esta mañana. Puedes acceder a él aquí.
Me permito aclarar que jamás se ha insinuado que Santo Tomás sea o no "útil", en el comentario no lo dijimos. Puedes leerlo, está un poco más arriba. Si la poceta es útil o no, creo que tampoco viene al caso (pero sí, de pana es útil!).
No borramos comentarios a menos que sean groseros u ofensivos. El tuyo no lo es.
Las ideas de las que hablo, si bien no las conseguiste en el artículo (que sí, está tremendamente neutral y ya hicimos mea culpa de ello) están en los otros textos, en el último al cual te invito de nuevo y más aún en nuestro Manifiesto, el cual también te invito a leer.
La cuestión aquí no es confiar o no en el CNE o en la AN (hay un porcentaje de la población que sí confía), la cuestión es que esas son las instituciones que existen, manejadas mal o no, es lo que tenemos. También es cierto, y no lo puedes negar, que la oposición abandonó la AN, simplemente echó tierrita y no jugó más. Y lamentablemente todo lo que está por fuera del Estado de derecho es ilegal (sin caer en términos más éticos).
No creemos en soluciones con muertos, donde los muertos siempre son ciudadanos de a pie y jamás un dirigente que con tanta valentía llamó a la desobediencia por Televisión (y puedo poner de ejemplo tanto a Antonio Ledezma como a Juan Barreto) y luego no se le ve en el alboroto en pleno. Eso solo sirve a los canales de TV para poner una cinta negra en un esquina de la pantalla y declararse en "luto activo" (como si todos los fines de semana no hubieran muertos tan importantes como los que mueren marchando)
Por otra parte, no vi el "etc" en el primer artículo reformado (Artículo 11), si puedes ser más específico, podemos discutir al respecto (de ser cierta tu afirmación no solo es algo grave, sino vergonzoso). Por eso siempre recomendamos acudir directamente a la fuente.
Y para concluir, bien que no compartas nuestras ideas y mejor aún que las compartas moralmente, pero no digas que hemos insultado a alguien porque no es así. Maravilloso Desgarro se sintió ofendida y quisimos aclarar los puntos, pero de nuestras teclas nunca salió un insulto hacia ella.

Maravilloso Desgarro dijo...

Bienvenido Wolram, muchísimas gracias por tu apasionado apoyo y por llevar las sardinas al fuego, me refiero ha hablar por fin (incluyéndome) sobre la Reforma.

Fui y busqué el Artículo 11, y ciertamente como comentó Wolram tiene un etc, allí está pa´ que me crean. Y también tiene razón Yimmi, no tiene el etc, porque es una versión desactualizada. La versión actualizada está en el sitio on linea de la Asamblea Nacional, se llama Informe de la Reforma para la Tercera Discusión.

¿Entonces será que por fin vamos a discurrir sobre la Reforma? ¿Le echamos pichón con el Articulo 11? ¿Alguien me lo explica? (no s que sea tan brutaza, es que quiero saber qué opinan los demás) ¿Alguien se atreve a hacer su primera interpretación?

Wolram dijo...

Yimmi, tienes razón que las instituciones buenas o malas es lo que tenemos pero, por esa vía no hay camino. Quién puede creer en un estado que ha sido secuestrado por un caudillo megalómano.

La monomanía de este país tiene una sola solución y dudo mucho que tengamos los cojones de afrontarlo.

Hablando de ilegalidad, yo no veo el problema de romper las normas, si de lo que se trata es del país, pues grandes líderes como Mahatma Ghandi que son recordados como pacifistas fueron hombres que rompieron las normas.

Acaso nadie recuerda que los seguidores de Ghandi, en un momento de intensa actividad dentro de su movimiento político, rompían una ley cada día y, además, era un hecho totalmente premeditado ya que, de esa forma tenían que meterlos presos y, como podrán imaginar, no habían suficientes cárceles para todos. De esa forma desconocieron los indios la autoridad del imperio inglés y prepararon el terreno para su liberación.

Por eso afirmo q el único camino es el ilegal. Por otro lado, el hombre es del tamaño de las decisiones que toma.

Respecto a lo del artículo 11 y el etc, ya el maravillosodesgarro comentó.

En el futuro pienso publicar sobre la reforma y daré mi análisis a los artículos que más temo. Les invito a que lo chequeen pues estoy redactando un artículo al respecto y espero terminarlo el fin de semana.
El url

wolram.blogspot.com

Yimmi dijo...

Seré breve amigo: Cuando tengamos un líder opositor de la talla de Ghandi, quizás me anime y salga a la calle.
Por ahora lo que tenemos son criticones de oficio con discursos anti-democráticos llamando a ser demócratas (hipócritas, en una sola palabra)
(y esto fue una posición personal, no del blog)
Estaremos pendientes de tu blog. Lo vamos a añadir a nuestro listado.

ProMedio dijo...

Estimados compañeros:

Recogiendo la sugerencia de Maravilloso Desgarro sobre la necesidad de discutir artículo por artículo (nuestro compañero Yimmi ya adelantó que trataremos de ir avanzando por esa vía, con las limitaciones del caso), aquí va una visión del Art. 11.

Básicamente, la modificación con respecto a la Carta Magna de 1999 se encuentra al final del artículo, donde dice:

"El Presidente o Presidenta de la República podrá decretar Regiones Especiales Militares con fines estratégicos o de defensa, en cualquier parte del territorio y demás espacios geográficos de la República. Igualmente podrá decretar autoridades especiales en situaciones de contingencia, desastres o cualquier otra que requiera la intervención inmediata y estratégica del Estado".

Como se puede observar, eliminaron el ínfame "Etc." sobre el que discutíamos, lo cual obviamente es positivo, y elimina un espacio gris que se prestaba a la arbitrariedad.

Sin embargo, en líneas generales no vemos nada particularmente criticable en el artículo 11. El decreto de regiones militares especiales es una figura utilizada para preservar los intereses del Estado en materia de seguridad y defensa. Sería interesante ver la aplicación de esto sobre el terreno, por ejemplo en la frontera, donde la situación de inseguridad, caos y criminalidad amenaza con diluir efectivamente la autoridad del Estado venezolano, y dejar a la población expuesta al libre albedrío de varios grupos insurgentes y/o traficantes.

De igual forma, las autoridades especiales en situaciones de emergencia buscan agilizar la toma de decisiones, reducir la burocracia e incrementar la contundencia de la respuesta del Estado ante situaciones críticas que ameriten una flexibilización de los canales regulares. Recordemos el caso de Vargas, por ejemplo.

En este sentido, lo que podría prestarse a discusión es que la decretación de las referidas figuras administrativas especiales sea potestad exclusiva del Presidente de la República, exclusivamente, y que no deba ser validad por el Consejo de Ministros, por ejemplo. Es un fortalecimiento ulterior de las facultades de la figura del Ejecutivo.

PD: El Alto Mando Militar no viene al caso en esta situación, pues recordemos que la institución militar es rígidamente vertical, y el Presidente de la República es constitucionalmente el comandante en Jefe.-