enero 17, 2009

El conflicto en la Franja de Gaza según ProMedio

"Todo lo que hemos oído hasta ahora es que los palestinos deben renunciar a la violencia y condenar el terror. ¿No se exige nunca nada sustantivo a Israel, y este puede seguir haciendo lo que ha hecho sin pensar en las consecuencias? Esta es la auténtica cuestión con respecto a su existencia: si puede existir como un Estado igual a todos los demás, o si, por el contrario, debe estar siempre por encima de las limitaciones y los deberes de todos los demás Estados del mundo actual. Sus antecedentes en ese sentido no resultan alentadores".

Edward Said, Nuevas crónicas palestinas. 2002.

"...nosotros no tenemos nada contra los hebreos, lo tenemos contra los israelíes. Los hebreos serán bienvenidos en el Estado democrático de Palestina, les ofreceremos la posibilidad de quedarse en Palestina cuando llegue el momento".

Yasser Arafat en entrevista con Oriana Fallaci. 1972.


Coincidimos en que el tema del conflicto Palestino-Israelí es muy profundo y tremendamente largo. Habría que abrir una cátedra completa de varios semestres para poder más o menos acercarse y entender las razones de las partes enfrentadas y aún así, no tendríamos autoridad alguna para emitir juicios finales.

Hay varios puntos necesarios para aclarar. Por ello es que debemos hacer lo que recomienda el gran reportero Ryszard Kapuscinski: salirnos de la dinámica de la televisión y de las grandes agencias de noticias, y tratar de investigar fuentes un poco más serias y con más profundidad.

Si se evalúa el contexto histórico del conflicto, se podría llegar a la conclusión de que ambas partes son víctimas de la intromisión internacional en sus asuntos, con Gran Bretaña a la cabeza y EEUU secundándola.

Pero también se podría concluir que Israel ha tomado ventaja de su posición de víctima y ha explotado esa intromisión internacional a su favor, con el condimento del Holocausto que es un demonio que los acompañará siempre, al parecer. Pero las últimas acciones del Estado de Israel ciertamente han dejado un mal sabor de boca para quienes creemos en el diálogo como mecanismo para resolver conflictos.

En el último capítulo de esta larga historia, no pretendemos hacer una cronología detallada de quién disparó primero a quién pues nos perderíamos en recriminaciones y llegaríamos a la antigüedad. Pero sí hay un elemento de sentido común que a todos nos debería llamar la atención: Israel no permite que ningún medio de comunicación, israelí o internacional, entre a Gaza a reportar. De hecho, pocos medios están reportando desde Gaza. AP tiene algunos fotógrafos adentro, así como Al Jazeera, la BBC y AFP, que tienen corresponsales palestinos que están en Gaza, pero porque viven allí. Esto es un hecho que no amerita mayor investigación y es de conocimiento público. Hasta CNN se queja de ello…No estamos hablando precisamente de Telesur, en cuestión de tendencias.

Israel dice que la situación en Gaza no es tan mala como la pintan. Dicen que como HAMAS es el único con presencia sobre el terreno, lo que sale a la luz pública es propaganda islamista. Entonces, ¿Por qué no dejan pasar a periodistas internacionales a verificar? ¿Será porque temen que hasta CNN confirme lo que dicen los palestinos? ¿Será que es hasta peor que lo que vemos? Ese es un punto que a cualquier apologista de Israel debería llamar la atención.

En los últimos días, el ejercito ha entrado a una ciudad altamente poblada, y ha bombardeado toda clase de objetivos: La sede de la UNRWA (United Nations Relief and Works Agency for Palestine Refugees in the Near East), un hospital de la Media Luna Roja (Cruz Roja en los países islámicos) y un edificio de periodistas internacionales. Previamente había destruido una escuela, también de la ONU, con un saldo de más de 40 muertos. Hoy, a pocas horas antes de declarar una "Tregua unilateral" bombardearon otra escuela de las Naciones Unidas. Y debemos señalar que atacar a la ONU no es nuevo. Pasó al menos dos veces en Líbano en el 2006, y antes también, durante la Operación “Uvas de la Ira” en Líbano en los 90. ¿Política de Estado? ¿O sólo errores "normales" en la guerra? Si se equivocan y le dan hasta la ONU, ¿que no le pasará a cualquier fulano en Gaza?

En los foros de Internet, muchos ‘opinadores de oficio’ lanzan afirmaciones y acusaciones apoyando o atacando a cualquiera de los polos en conflicto. Nosotros creemos que la gente debe leer e investigar más. Podemos lanzar algunos datos para comprender la situación:

El Holocausto, tema recurrente cuando de Israel se trata, no lo perpetraron los palestinos. Fue un crimen inconmensurable y abominable, pero si hay que compensar a las víctimas, ¿por qué no escoger a los alemanes? ¿O a los europeos antisemitas que colaboraron con los nazis? ¿No son los palestinos habitantes históricos de la “Tierra Santa” tanto como los judíos?

El antisemitismo es un fenómeno básicamente europeo y occidental. Incluso hay gringos bastante antisemitas. Los primeros en atacar a los judíos, sin hacer una búsqueda detallada, fueron los romanos. También los Reyes Católicos, que los botaron de España, gesto que luego fue imitado por otros países europeos. En esa época fueron recibidos en parte del Magreb, y también en el Imperio Otomano (musulmanes). Después los rusos popularizaron la expresión "Progrom", para referirse a masacres, precisamente por sus asesinatos masivos de miembros de la población judía.

El famoso libro (y una de las falsificaciones más célebres que se conocen) "Los Protocolos de los Sabios de Sión", es un supuesto complot hebreo para conquistar el mundo, y es el libro de cabecera de los antisemitas. Fue una falsificación hecha por la Policía Secreta del Zar para justificar sus masacres promoviendo el antisemitismo. Luego vinieron los nazis, con colaboración de mucha población de los países ocupados, y se ensañaron también contra el pueblo judío, sobre todo en el este de Europa. Pero nuestra pregunta es la misma: ¿Qué tienen que ver los palestinos en todo esto?

El "antisemitismo" árabe es una contradicción semántica, pues los árabes también son un pueblo semita. Según Bernard Lewis (quien dista mucho de ser pro-árabe), los nazis incluso estudiaron cambiar el término "antisemita" por "antijudío", para no alienar a los árabes. El resentimiento árabe y musulmán hacia los judíos es de más reciente data, y tiene que ver precisamente con la creación del Estado de Israel.

Otro hecho: ni HAMAS ni Hezbollah en el Líbano existían antes de la ocupación israelí de sus tierras. Hezbollah nace a partir de la invasión israelí a Líbano en 1982. Y HAMAS nace de la rama palestina del movimiento de los Hermanos Musulmanes, a partir del 1948. Sin embargo, la creación de HAMAS como grupo armado se da en 1988, con la “I Intifada”. Es decir, que los Hermanos Musulmanes palestinos, origen de HAMAS, se tardaron casi 40 años de ocupación israelí en pasar a la lucha armada. ¿Bastante tiempo, no? ¿Existe aquí una relación causal? El que tenga ojos que vea…

Incluso está documentado y es bastante sabido que Israel y su inteligencia militar promovieron la creación de HAMAS, así como los estadounidenses promovieron la de Al Qaeda. En ese momento, para Israel HAMAS era un instrumento que podía debilitar a la OLP (Organización para la Liberación de Palestina, de la cual Fatah es su principal partido), pues la OLP es una organización laica de izquierda, considerada “terrorista” en el momento y “moderada” en la actualidad. Promover un islamismo, apolítico y derechista, se veía como un buen mecanismo para socavar la lucha nacional palestina, encabezada por organizaciones progresistas. Sólo que la jugada les salió mal a largo plazo, como suele suceder en estos casos. Y todo por mantener la ocupación, incrementando sus ambiciones territoriales con el paso del tiempo.

Estos datos no son extraídos de “Aporrea”, “Rebelión” ni la página web de Hezbollah. Es información de dominio público disponible para el que se tome el tiempo. Se puede buscar el libro “La Yijad: Auge y Caída del Islamismo” del académico francés Gilles Kepel para verificar algunos de estos datos. Se consigue en cualquier Tecniciencia o librería de la UCV. Y al autor se le puede “googlear” para verificar que no es ningún nazi.

Israel ocupa actualmente muchísimo más territorio del que le concedió la ONU en 1948. ¿Por qué? Israel está construyendo un muro de seguridad en Cisjordania que anexa en la práctica territorio que formalmente es palestino. ¿Por qué?

HAMAS indicó que no renovó la tregua porque Israel no levantó el bloqueo, lo que en sí mismo es un acto de guerra. Anteriormente, el bloqueo del Canal de Suez y algunos puertos del Mar Rojo que llevó a Israel a justificar en parte sus guerras de 1956 y 1967 contra Egipto. ¿Lo que es bueno para la pava no es bueno para el pavo?

HAMAS es una organización que políticamente ha evolucionado. Hay que tener cuidado con la utilización y consumo gratuito de términos como “radical” o “extremista”. Antes de 1988, era una organización religiosa, enfocada en labores de caridad, prédica y difusión de la fe. Su paso formal a la lucha armada se da en 1988, luego de varias décadas de ocupación.

Su misma participación en elecciones de la Autoridad Nacional Palestina (una creación de los Acuerdos de Oslo) es un reconocimiento tácito de los mismos. Sus líderes han manifestado varias veces (se puede verificar en medios internacionales) estar dispuestos a firmar una tregua con Israel y vivir a su lado. Si la tregua es mutua, por supuesto.

Antes de disparar cohetes, HAMAS construyó escuelas, hospitales, universidades, mezquitas. Sin fondos públicos ni cooperación internacional de la ONU u Occidente. Por ello es popular, y por ello forma parte integral de la sociedad palestina. Han sabido dar respuesta a las necesidades básicas del pueblo, manteniendo la resistencia. Todo esto antes de ser gobierno. Con una reputación de honestidad. Algo que Fatah dejó de hacer. HAMAS ha paralizado los atentados suicidas, una táctica horrenda por demás. Eso es racionalidad: evaluar los costos políticos de algo, y cambiar el curso de acción. ¡Porque ganas no le deben faltar! Y eso se evidencia cuando se les somete a respuestas como las de Israel hoy en Gaza.

Otro punto importante, HAMAS no siempre es el que lanza los cohetes, sobre todo durante el período de tregua. No es la única organización armada en Gaza. Es necesario investigar y documentarse. Muchas veces los cohetes eran lanzados por las Brigadas Mártires de Al Aqsa, uno de los brazos armados de Al Fatah, el grupo palestino "moderado" que gobierna Cisjordania. Entonces, veamos esto: Fatah lanza cohetes desde Gaza, pero no desde Cisjordania. Israel no responde contra Fatah en Cisjordania, sino contra HAMAS en Gaza. ¿Se observa un patrón, no? Israel dice que pretende dar una lección a HAMAS para que estos estén conscientes de que el precio por seguir lanzando cohetes a suelo de Israel puede ser muy alto, pero en todo caso, habría que ver si los ataques no radicalizan aún más a los palestinos, y terminen aceptando a un grupo como Al Qaeda.

E Israel podrá seguir diciendo que no tiene compañeros para la paz, incrementando la colonización de territorio palestino ¿No hay un patrón en esto?

Uno de los puntos que más se comenta en Occidente es la necesidad de no hacer más elecciones, pues no están seguros de si HAMAS volvería a ganar. De hecho, al Presidente palestino Mahmoud Abbas, de Al Fatah, se le acaba de vencer su mandato ¿Alguien ha oído a los próceres de la democratización internacional pedir elecciones? ¿Entonces las elecciones son buenas sólo si me gusta el ganador? ¿Por qué no reconocer la realidad de HAMAS como movimiento sociopolítico integrante de la sociedad palestina y conversar? Es lo que HAMAS ha dicho por mucho tiempo, aunque nadie parece querer escuchar.

Se dice que HAMAS es un movimiento totalitario que no ha gobernado democráticamente Gaza. Parece ser cierto. Pero, la represión en Cisjordania tampoco parece ligera, donde ni siquiera pueden expresar su malestar por el asesinato de sus hermanos porque la facción “moderada” de Al Fatah envía a los esbirros. De hecho, ¿alguien ha mirado el resto de la región? ¿Son democráticos países “moderados” como Egipto, Arabia Saudita o Jordania?

Volvemos a llamar la atención sobre la utilización de los términos “moderado” y “radical”: moderado es si es mi pana, radical si no me cae bien….

Ninguno de nosotros ha pisado Palestina. ¿Qué se sentirá vivir encerrado como un animal en un territorio costero que debe ser más o menos del tamaño de La Guaira o Petare?

Tampoco aceptamos el lanzamiento de cohetes sobre el sur de Israel. Más allá de si ocasionan víctimas o no, sumergen en terror y distorsionan la vida de cientos de miles de personas. ¿Pero qué puedo esperar si encierro a 1.5 millones de seres humanos en el campo de concentración más grande de la historia?

Esto tiene infinitas aristas. Infinitas. Pero el bloqueo de Gaza y las acciones militares indiscriminadas de Israel no nos parecen justificables dentro de un contexto de búsqueda de paz y de resolución de conflictos.

Justificar el bombardeo a la ONU porque "HAMAS se escuda entre los civiles" es justificar la destrucción de Rotterdam porque si los nazis la atacaban “podían sufrir bajas”. O la destrucción de Hiroshima y Nagasaki porque era más “barato” en vidas estadounidenses que ir a conquistar Japón de isla en isla.

Y ojo: los policías y funcionarios públicos son civiles, no militares. Esto no según nosotros, si no de acuerdo al derecho internacional (IV Convención de Ginebra relativa a la Protección de Civiles en Tiempos de Guerra). Si HAMAS asesina a Sharon, ¿no es igual que Israel matara a un ministro de HAMAS, como en efecto ocurrió?

Pasará lo mismo que en el Líbano: Israel podrá mandarlo todo a la edad de piedra tratando de recuperar su "poder de disuasión", pero HAMAS habrá ganado sólo con sobrevivir para pelear otro día. Y si no, vean el fortalecimiento político de Hezbollah en el Líbano. Estos grupos no surgen del odio ciego, surgen de condiciones objetivas que los alimentan, y sobrevivirán mientras estas condiciones se mantienen.

Y esto no tiene nada que ver con el presidente Chávez o la oposición. Lo más patético que podemos hacer los venezolanos es ponernos a ver todo bajo el prisma de nuestra propia realidad polarizada. Hemos visto a muchos opositores rechazando el ataque. De hecho son muchos los que rechazan la masacre israelí. Uno de los opositores más destacados en este rechazo ha sido Leopoldo López, que se ganó un premio en Abu Dhabi y lo dedicó a los que sufren en Gaza. Nosotros por nuestra parte, podemos estar en contra de muchas de las acciones de gobierno (y de otras tantas de la oposición también), pero estamos de acuerdo con la ruptura de relaciones con Israel como respuesta diplomática contundente ante un país que ha irrespetado a la comunidad internacional no acatando el llamado de la ONU ni de las decenas de miles de personas que han expresado su repudio en el mundo.

No es una cuestión de "escuálidos" o "chavistas". Es una cuestión de humanidad.

Judíos y palestinos, tienen la solución. Ellos y sólo ellos tienen la respuesta a sus diferencias, pero mientras tanto, matar niños, mujeres, civiles, periodistas; bombardear y destruir una ciudad, utilizar para ello armas prohibidas internacionalmente e irrespetar a organismos como la ONU, desafiándola incluso al hacerla objetivo militar "accidental" con la presencia de su líder en esas tierras, es una actitud desafiante y criminal ante el mundo, y es algo que jamás apoyaremos.

PD: Preparamos una bibliografía, breve e incompleta, si se quieren documentar mayormente sobre el tema. Asimismo pueden enviarnos sugerencias de textos. Saludos, y esperamos sus comentarios.

6 comentarios:

Daniel Florencio O'leary dijo...

De verdad felicito a promedio por este artículo, es lo mas coherente que he leído desde que este conflicto comenzó.
La realidad es que cuando llevas a un pueblo a un encierro, a una verdadera tragedia humana, no puedes esperar que este se ponga de tu lado, nunca podrás imponerles que abandonen su orgullo como pueblo, como nación, como seres humanos que son, siempre lucharan por lo que es suyo, por su patria y por su propia subsistencia, así como los Judíos lo hicieron en la Masada, donde prefirieron quitarse la vida antes de rendirse a los Romanos….. Los Israelíes saben muy bien esto, y es por ello, q tanto la guerra de 2006 como el conflicto actual en gaza, se han dedicado a pelear la guerra a 10.000 pies de altura, utilizando todos los artilugios electrónicos que tienen para llevar la guerra a control remoto desde la comodidad de los centros de control. Y para la intervención terrestre han usado un ejercito impresionante, y un despliegue de fuerza total por cielo, tierra y mar, para pelear con un puñado de hombres armados solo con AKs y algunos explosivos, que a su vez están muy lejos de ser una fuerza beligerante de consideración.
Ahora que se ha dado el alto al fuego y que tal vez la situación pueda tomar un rumbo menos turbulento, habrá que recoger los vidrios de la política en esta zona del planeta. muchos de los lideres árabes tarde o temprano tendrá que dar la cara por su actitud ante estos eventos, en primer lugar Mahmoud Abbas y su partido Fatah, quienes en los actuales momentos deberían estar sometiéndose a unas elecciones para determinar quienes son los representes del pueblo palestino. Los siguientes en la listas son los países musulmanes que poseen relaciones con Israel, aunque Egipto ha desempeñado un papel fundamenta en la mediación internacional, no lo exime de esa actitud permisiva y de conveniencia política que no representa el sentir de los pueblos árabes, igual análisis se merecen Jordania y todos aquellos que mantiene algún tipo de relación con Israel… por ultimo el resto de lideres árabes que en ningún momento demostraron actitudes contundentes, y se conformaron con ver a los toros desde la baranda, mientras la población árabe se dedicaba ha resaltar las actitud del Presidente Chávez, y exigir posturas similares de sus lideres.
En fin, un circulo vicioso de conveniencias y preferencias políticas, militares y económicas han creado en medio oriente una pasividad y tolerancia mucho mas peligrosa que la conflictividad de los años 70 y 80, estos países con monarquías autoritarias y regímenes totalitarios, impuestos muchos de ellos por occidente, son los catalizadores para que el pueblo árabe, se levante y le exija cada vez mas a sus lideres que representen sus intereses, ideales y creencias.

ProMedio dijo...

Hola Daniel, feliz año.

Estamos de acuerdo contigo en muchos puntos, sólo queríamos ampliar.

En cuanto a los Estados árabes "moderados", en muchos casos son cómplices de las acciones israelíes. Es importante destacar, por lo menos, que Israel no podría bloquear Gaza ni Cisjordania sin colaboración directa de Egipto y Jordania. Así que se puede decir que hay "mancomunidad" (para usar un término de moda en Venezuela..jejej) en el tema del bloqueo.

Cuando los israelíes dicen que muchos países árabes respaldan su acción, lamentablemente es verdad. De hecho, es preocupante la división que existe actualmente entre los países de la región. Fíjate que no pudieron hacer un sólo foro o Cumbre conjunta para discutir la crisis.

Hubo una reunión en Doha el viernes, con Irán, Siria, Qatar, Líbano, Mauritania, HAMAS, Yijad Islámica, Argelia y otros.

Y habrá otra Cumbre este fin de semana, con Arabia Saudita, ANP (Abbas), Kuwait, Bahrein, Egipto, etc.

Esta última Cumbre no fue convocada específicamente para la crisis en Gaza, sino es para discutir temas económicos y "aprovecharán" discutir el conflicto. No me parece casualidad que Israel declarara cese al fuego antes de esta cumbre. Tanto Egipto como Arabia Saudita promovieron un boicot contra la Cumbre de Doha.

Es importante señalar que nos sorprendió favorablemente la actitud de Qatar, país que suspendió sus relaciones económicas y políticas con Israel (eran de bajo nivel, no diplomáticas, Tel Aviv sólo tenía una Oficina Comercial en Doha) y anunció $ 250 millones en ayuda para la reconstrucción que deberán ir "directamente a Gaza", o sea que me imagino que no se la darán a la ANP de Abbas y caer en el jueguito de mantener el bloqueo.

Asimismo, Mauritania también rompió sus relaciones diplomáticas y retiró su Embajador.

En cuanto a Egipto, más allá de los esfuerzos diplomáticos, me parece uno de los países más complices. Recuerda que ellos mediaron la tregua entre Israel y HAMAS, pero mientras acusan a HAMAS de romperla, nunca dijeron nada a Israel por el bloqueo o las incursiones israelíes en Gaza. Más bien colaboraron, a pesar de que la suspensión del bloqueo era uno de los términos específicos de la tregua en sí misma.

De igual forma, hay que destacar que al final HAMAS es una rama de los Hermanos Musulmanes, el principal grupo de oposición en Egipto, que es duramente reprimido. De tal forma, que creo que a Mubarak le conviene el debilitamiento de HAMAS. Lo que jamás le convendría es que HAMAS, democráticamente electo, logre dar un ejemplo de buen gobierno sin ayuda de Occidente.

Y esto es algo de lo que temen todos los países "moderados" de la región, que ya quiseran tener la legitimidad democrática de HAMAS, y no gobiernos hereditarios y autocráticos sin respaldo popular.

Saludos Florencio, seguimos en contacto.,..

Yimmi dijo...

Es bueno aclarar, para nuestros lectores pro-Israel sobre todo, que la discusión no es sí el Estado de Israel es legítimo o no, o sí las razones que esgrimen para los ataques son legítimas o no. El problema aquí es, en primer lugar, el despliegue desproporcionado y los resultados aún más desproporcionados de sus acciones. Y en segundo lugar, preguntarse seriamente sí realmente los cohetes lanzados desde Gaza son la verdadera y única razón de la incursión militar de Israel.

El resto de los argumentos Israelíes: las persecusiones históricas contra el pueblo judío, el derecho a la "tierra prometida", el holocausto y otros, son simplemente argumentos chantajistas que nada tienen que ver con el conflicto y que en nada van a ayudar a resolverlo.

Todos hablan de los terroristas islámicos, pero no hablan de los atentados igualmente terroristas de Israel contra Palestina. Todos hablan de que Palestina quiere "borrar del mapa" a Israel, pero no hablan de que Israel ha estado paulatinamente borrando del mapa a Palestina.

La solución probablemente es establecer los límites de ambas naciones bajo el concierto de las naciones del mundo, pero mientras Israel viole los acuerdos bajo el manto protector de EEUU, seguirán tocándole la vena nacionalista a los Palestinos. Históricamente hebreos, árabes y musulmanes son habitantes naturales de esas tierras, pero Israel y Palestina son creaciones de los poderosos del mundo a conveniencia propia.

¿No se han puesto a pensar que el argumento de una tierra para los judíos es algo muy parecido al Apartheid pero al revés? ¿Una especie de auto-Apartheid? No sería entonces igual de válido crear un Estado para las comunidades Afro-descendientes, y un Estado para las comunidades GLBT? ¿No han sufrido de igual manera, y hasta peor, estas minorías los desplantes del mundo?

Todos deseamos la paz, no solo allá, aquí en Venezuela y en toda la Tierra, pero mientras unos quieran ser más que los otros, los rencores seguirán haciendo mella en el nacimiento de un mundo pacífico.

Dan Devresse dijo...

Lo que no se menciona es que Israel tiene que convivir y desarrollar como nación su vida diaria luchando contra organizaciones como Hamas y Al-Fattah quienes representan los aspectos mas sombrios de la intolerancia religiosa y el fanatismo. Este pueblo ha logrado convertirse en toda una potencia a base de trabajo y esfuerzo ; por el contrario Siria , Egipto , Jordania y cualquier otro pais Arabe, quienes mayormente viven en el mayor atraso economico y cultural posible. Estos pueblos hostiles cuando no tienen alguna nación con la cual confrontar entonces se matan entre ellos ( ejemplo: Enfrentamientos de Chiitas contra Sunitas) o atacan a la minoria etnica que tengan a su disposicion ( Albanos por ejemplo) . La violencia y el fanatismo esta en su imaginario popular.

¿Como lograr la paz si hay jefes de estado que dicen que hay "borrar" a Israel del mapa? En lugar de llamar a la paz y a las salidas consensuadas. Ni los mismos paises Arabes iniciaron acciones contra Israel en esta oportunidad.Solo salen al ruedo aquellos que en lugar de preocuparse por los 500 muertos mensuales que deja la violencia en su pais se preocupa por los grupos extremistas palestinos, aquellos de la izquierda incendiaria , los cuales como siempre estan presurosos de allar la manera de permanecer por siempre en el poder!

Yimmi dijo...

Supongo que lo de "izquierda incendiaria y que no se preocupan por los 500 muertos mensuales" no es con nosotros... sí es así, te invito a que revises el resto del Blog.

Me confundes, ¿colocas a Hamas y Al Fatah en un mismo saco? ¿No es Fatah el grupo "moderado" hoy en día?

Aún así, no se justifica el uso de fuerza desmedido de la fuerza en la operación "Plomo fundido", ni el uso de armas prohibidas y etc.

Yo creo que el problema es que ambos pueblos se padecen por razones muy culturales y las potencias se han aprovechado de eso para sus propios propósitos, sin dejarles resolver sus diferencias, al contrario, profundizándolas.

Carlos V dijo...

Lenguaje perverso

Rabia, vergüenza, indignante… son palabras que me vienen a la mente al ver las imágenes del conflicto entre Israel y Palestina. Sentimientos contradictorios pues siempre he tenido especial consideración con el pueblo judío por las reiteradas injusticias sufridas desde tiempos inmemoriales. En toda época y civilización los exiliados judíos han sido el chivo expiatorio sobre el que recaían matanzas, represiones y persecuciones. Con los ejemplos de la expulsión por parte de los Reyes Católicos y el Holocausto sobran.

Y por ello me resulta complicado y difícil de asumir su actitud ante los bombardeos indiscriminados sobre un pueblo palestino que lleva décadas en una decadencia progresiva desde la creación del Estado de Israel.

Según un amigo que reside en EEUU, la prensa y los políticos europeos (sobre todo la izquierda) es pro-palestina. Lleva bastante razón en ello, pero no es menos apuntar que los estadounidenses (los gobiernos, no sus habitantes) son pro-israelíes gracias a la influencia del lobby judío.

A lo largo de la Historia los judíos siempre anhelaron el fin de la diáspora y la vuelta a su tierra. La comunidad internacional y en mayor medida los palestinos, deben ser conscientes que Israel nunca perderá una guerra. No lo puede permitir más que nada porque la derrota supondría su desaparición como estado. Eso, gracias a la “cortesía” de poseer armas nucleares parece ser que no es muy probable.

Que se acaben las matanzas de civiles palestinos por bombardeos indiscriminados y el fin del lanzamiento de misiles de Hamás sobre Israel sería la solución, pero se trataría de algo momentáneo, pues ni los milicianos podrían sobrevivir en Gaza sin camuflarse entre la población civil ni los radicales palestinos piensan darse por vencidos con sus ataques terroristas a Israel.

Israel no quiere aniquilar Palestina. O al menos no lo quiere aún. No es por causas humanitarias ni nada similar. Sencillamente, le conviene tener una masa domesticada de “borregos” serviles con los que suministrar de mano de obra barata sus industrias. Cientos de miles de palestinos hacinados entre muros de hormigón sin ningún otro futuro que el exilio.

Los palestinos son incapaces de ver más allá de la venganza (bien alimentada por Israel con sus matanzas) y ser conscientes que su papel en esta lucha es el de derrotado. Son un títere en manos de un Estado judío que apoya a Hamás o Al-Fatah según le conviene para que continúe eternamente la guerra civil palestina. No vale la pena morir de pie como decía el Che Guevara; o se resignan a vivir arrodillados o Palestina desaparecerá. Con la venia de los ineficientes organismos internacionales.

La desproporción de muertos entre un bando y el otro (en el momento de escribir esto, 5 o 6 soldados israelíes por unos 700 palestinos, un centenar de niños incluido) deja la ley del Talión en simple anécdota. Que Israel recurra al término “en defensa propia” no es sino caer en lo más vil. Otra perversión del lenguaje como daños colaterales, “fuego amigo” o sencillamente, Ministerio de Defensa.

LENGUAJE PERVERSO II

Siguiendo un apunte del escritor Richard Kapuscinksi, hasta la I Guerra Mundial los conflictos bélicos, a pesar de las salvajadas cometidas por todo ejército combatiente, se caracterizaban por ser las víctimas mayoritariamente civiles. Desde entonces las masacres son el pan nuestro de cada día. Basta ojear cualquier noticiario o periódico para acabar uno empapado de sangre.

Esta es la segunda parte de un artículo que trata de un tema que nunca finalizará. Cuando estas líneas lleguen a su fin, el conflicto árabe-israelí se habrá cobrado un par de víctimas más, decenas de mutilados y una buena ración más de cizaña y odio.

En Israel y Palestina no existe ni el blanco ni el negro. La paleta de grises es tan amplia que ni el cuadro por antonomasia sobre los desastres de la guerra, el Guernika, serviría para abarcar de qué estamos hablando; se queda corto (y mucho) a la hora de explicar los matices de la guerra palestino-israelí.

No hay ni buenos ni malos. Todos son víctimas y culpables al tiempo. Si uno ataca los desmanes del ejército judío, entonces se le tilda de anti-semita. Si se solidariza con el dolor del pueblo palestino, la cosa deriva en que se acaba justificando el terrorismo de Hamás.

Israel y Palestina son dos sociedades en que los sectores más ultramontanos y recalcitrantes tienen condicionado el futuro respectivo de las mismas. Un futuro que quieren paralelo pero que se entrecruza el uno con el otro al igual que lo hacen los hilos de una tela.

Los ultra-ortodoxos israelíes con su postura de crear asentamientos en medio de poblaciones palestinas, cometiendo desmanes sobre la población civil que dejan en aprendices a los nazis de la Noche de los Cristales Rotos. Eso sí, amparados por unas tropas militares en las que ellos no sirven por estar dedicados a la lectura de textos religiosos (¿qué leerán señor mío?)

Han conseguido inocular al resto de la sociedad israelí el virus de la indiferencia ante los cadáveres de niños, ancianos y mujeres… Les da igual 800 que dos muertos palestinos. Israel no se detendrá porque se ha llegado a un escenario en que los palestinos son considerados como “no personas”.

Las milicias de Al Fatah y Hamás, en vez de dedicarse a seguir con su red de ayudas sociales y mejorar las infraestructuras, prefieren invertir su exiguo presupuesto en fabricar misiles. Y los lanzan sobre pueblos israelíes, no sobre objetivos militares. Además de los pobres ignorantes a los que, promesa de no sé cuántas vírgenes paradisíacas incluida, convencen para hacerse explotar en medio de gentes tan inocentes como sus familiares muertos por las bombas de racimo o fósforo blanco.

Un futuro oscuro que en el que la esperanza para la paz pasaría por hacerse a la idea de que no existe ni raza ni religión ni pueblo elegido. Como canta Jorge Drexler, “yo soy un moro judío, que vive entre los cristianos…”



Charlifuster.blogspot.com