noviembre 12, 2007

A 100%

Amigos de 100% estudiantes:

Ciertamente lamento que nuestro vínculo político haya llegado a su final. Muchos se han preguntado el porqué de mi separación, otros han optado por responder sin saber exactamente las causas y no ha faltado quien, no sin mala intención, ha tratado de empujarme con sus comentarios al bando chavista, afirmación esta que no deja de parecerme graciosa.


Pues bien, el inicio de la ruptura se ubica en aquella convocatoria contradictoria en la que se invitó a una "acostada por la vida" que, en protesta por la inseguridad, se realizó desde el municipio más seguro de Caracas y que fue clausurada con una gran bailanta luego de haber representado en el asfalto a los miles de muertos que han quedado tendidos en las calles del país sin obtener justicia. Luego fueron las protestas pacíficas convocadas por la dirigencia cuando la autonomía de la ULA fue violada flagrantemente y un líder estudiantil (Nixón Moreno), criminalizado; en esa oportunidad muchos pedimos que se reaccionara con fuerza y contundencia pero la respuesta fue la entrega de un documento en el destacamento de la GN ubicada en el Paraíso. El descontento continuó creciendo y rebasó lo soportable cuando la Gran Asamblea Estudiantil del estadio universitario fue sustituida por un gran show digno de ser transmitido por Venevisión una tarde de sábado y que en nada contribuyó a afrontar la problemática que en ese momento estaba planteada.


Siempre hice saber mi opinión con el objetivo de darles a conocer otro punto de vista pero yo, como tantos otros, no fuimos escuchados y errores como estos se siguen permitiendo.


Para fijar aun más mi posición usaré como base lo acontecido el día de hoy: Los universitarios fuimos convocados, a través de los medios de comunicación, a una movilización masiva en rechazo rotundo a la reforma y la violencia pero en realidad asistimos al inicio de campaña electoral de una de las varias tendencias opositoras dentro de la Universidad.


Uds., los representantes de 100%, aprovecharon un acto multitudinario que llevaba al NO como bandera para convertirlo en un mitin propagandístico de una formula q Uds. mismos denominaron como la de la unidad, aún sabiendo que existen sectores importantes de la UCV que no los acompañan.


Uds., que critican el abuso de la maquinaria comunicacional del Estado para la obtención de ventajismos electorales, hicieron hoy exactamente lo mismo pues se aprovecharon de la cobertura que los medios privados daban al acto en rechazo a la reforma para sacar ventaja de aquellas agrupaciones ucevistas que, aun siendo opositoras, no cuentan con la fuerza mediática que tienen Uds. a disposición.


Uds., tal y como Chávez lo hace con sus cadenas, faltaron el respeto a todos los ucevistas que asistimos al evento por no estar de acuerdo con la reforma y nos obligaron a ver un espectáculo que, de haberlo sabido, jamás hubiéramos presenciado voluntariamente.


Uds., al igual que Chávez con sus colaboradores, obviaron y dejaron por fuera el trabajo de dirigentes universitarios que han estado una vez tras otra en las distintas manifestaciones opositoras y que han servido de guías a muchos de nosotros cuando la ausencia de Uds. se ha hecho palpable. Personas como Eduardo Torres, Frank Calviño, y Martin Valverde que han acompañado las movilizaciones, que rechazan la reforma y que también son candidatos a la FCU, se ven perjudicados con esta exclusión.


Uds., que son dirigentes en la UCV, estuvieron más ocupados en el desarrollo de sus consignas electorales que en la denuncia de los gravísimos hechos recientes ocurridos en nuestra casa de estudio, dejando la vocería respectiva a Freddy Guevara, estudiante de la UCAB.


Uds., a fin de cuentas, continúan ignorando a una gran parte de la base mientras siguen encandilados con las luces de las cámaras.


No es lo que considero equivocaciones eso que marca la distancia, es la causa de las mismas, pues sus motivaciones e intenciones no obedecen a las de ser un ucevista. No pueden serlo pues están desvinculados del estudiantado en general y obedecen a líneas de partidos políticos que no conocen la realidad de nuestra Universidad. Sus planteamientos y líneas discursivas no son las que se escuchan en los pasillos de la UCV, no reflejan el sentimiento de una Universidad que en nada se parece al resto de las universidades que participan en el movimiento estudiantil de Caracas.


Las elecciones se acercan (16N) y ni siquiera hay certeza de que se puedan llevar a cabo debido al clima de inseguridad reinante en el recinto universitario. Es incierto el panorama arcos adentro y existe, gracias a los medios, la posibilidad de que Uds. encabecen la FCU por 4to año consecutivo. Sin embargo, no cuenten con mi apoyo. Yo prefiero dormir tranquilo apostando por una formula que no sea el vivo ejemplo de lo que combatimos, una formula que cambie las maneras de hacer política dentro de la universidad y que no de preeminencia a los "factores políticos" (léase Partidos) sobre los liderazgos naturales de las escuelas y facultades, una formula autónoma en la que los estudiantes decidan por los estudiantes y no los partidos o profesores por nosotros.


Espero que reflexionen, que cambien el rumbo y que apunten hacia los intereses universitarios pues es la manera que tenemos nosotros de hacer país.


Guillermo Useche Florez

Representante Estudiantil al Consejo de la Facultad de Humanidades y Educación

5 comentarios:

Wolram dijo...

Como ucevista, siento al igual que tú. Basta de preocuparnos por unas elecciones estudiantiles, cuando se está jugando el futuro del país; no podemos desgastarnos en luchas intestinas, es menester preocuparnos por lo que realmente atañe: la reforma.

Además, basta de las manitos blancas, eso no nos ha llevado a ninguna parte. Hay que tomar las calles desde otra perspectiva.

ProMedio dijo...

No nos dejemos enceguecer señores. Las elecciones estudiantiles son tan importantes como el referéndum de la reforma.
Uno no puede salir a limpiar la calle y tener la casa desordenada. La posición de la dirigencia estudiantil debe siempre estar de cara adentro de la Universidad, no frente a las pantallas de VTV y Globovisión.
Ambos problemas nos atañen. Las elecciones internas de la UCV son este viernes. Aquí tocamos ambos temas por igual porque ambos nos parecen importantes.

Amparito dijo...

Totalmente de acuerdo con Promedio. Ese ha sido nuestro gran error, somos coyunturales, reaccionarios y no profundizamos de verdad. Amigos, Venezuela no se acaba el 2 de diciembre, las universidades no acaban el 2, la UCV no se acaba el 2. Zapatero a su zapato. Somos UNIVERSITARIOS y como tal nos toca defender nuestro espacio.
Ahora es cuando nos queda trabajo por hacer. Ahora es cuando van a venir momenos difíciles. Es por ello que en la UCV necesitamos de gente realmente seria, inteligente, dura y honesta que esté a la cabeza de la lucha que nos va a tocar dar. Sin olvidar por supuesto el gran trabajo de limpieza que debemos hacer, para eliminar tanto atraso, corrupción, malas estructuras, etc, que estamos viviendo los ucevistas.
Las eleccines de este viernes son MUY IMPORTANTES, somos la UNIVERSIDAD CENTRAL DE VENEZUELA, ya es hora de que nos comportemos como tal.

Sofi dijo...

De coyuntura en coyuntura han pasado dos años y en la UCV no han habido elecciones estudiantiles. Resulta que estos "líderes" de la FCU pese a criticar la ambición de Chávez por perpetuarse en el poder, evidencian una sintomatología semejante y nos preguntamos ¿hasta cuando pretenden estar en la Federación? ¿han hecho algo por la universidad los compañeros de 100%?.
Esta nota no pretende cuestionar el papel de un movimiento estudiantil en particular. Si bien es cierto que ha menester formas y movimientos políticos dentro del recinto universitario que sean garantes de la pluralidad y la equidad, también es cierto que figuras como: los centros de estudiantes o la federación,resultan caducas. De qué elecciones estudiantiles nos estamos preocupando y queremos proteger, si desde hace muchos años los estudiantes ya no jugamos el papel de antaño y no porque haya sido desdeñado por la sociedad, sino porque nos falta contenido, discusión,ideología, seriedad y compromiso en nuestro rol, no sólo de estudiantes (valga decir que allí también nos falta bastante) sino de ciudadanos,y seres políticos que somos.
La política -no partidista- universitaria es indispensable, pero urge replantearla.

Hegel dice que quien no conoce la historia está condenado a repetirla. si no conocemos nuestros errores, ya sabemos qué nos espera.

Sofi

ProMedio dijo...

Tenemos que buscar la forma de rescatar la política universitaria secuestrada por la politequería nacional...
Una aclaratoria. Este texto no es de ProMedio, es una colaboración de su autor enviado a nuestro correo.