noviembre 30, 2007

Un punto de inflexión

El próximo domingo 02 de diciembre de 2007, los venezolanos debemos acudir a los centros de votación para expresar nuestra opinión sobre el proyecto de reforma constitucional propuesto por el Presidente de la República y la Asamblea Nacional. En esta coyuntura crítica para el futuro del país, ProMedio considera pertinente compartir con ustedes algunas reflexiones de última hora, previas al acto refrendario.

La importancia del mismo no está en discusión. Para el Presidente de la República y sus simpatizantes, el proyecto de reforma constitucional es clave para lograr el tránsito hacia un Estado socialista, que profundice la participación activa de las comunidades populares organizadas en la gestión de los asuntos públicos y la solución de sus principales problemas. Es una etapa más dentro del proceso revolucionario iniciado en 1998, y cuya consolidación sería imposible sin establecer el Estado de derecho socialista determinado por la propuesta presidencial.

Para los sectores de oposición, la aprobación del proyecto de reforma constitucional marcaría la instauración de un Estado autocrático, que limitaría las libertades civiles y, lejos de profundizar la participación popular, concentraría el poder en la figura del Ejecutivo. Cabe destacar la presencia en este sector adverso a la propuesta de actores políticos disidentes del movimiento liderado por el Presidente de la República, como el partido PODEMOS y el Gral. (r) Raúl Isaías Baduel.

En último caso, todos los actores de la vida política nacional coinciden en su percepción de que el referendo constitucional marcará un hito en la historia del país. La aprobación de la propuesta signaría el paso a un nuevo tipo de Estado, con el consiguiente cambio estructural en el modelo político, social y económico de la nación. Su rechazo por parte de la población representaría el primer revés electoral para el Presidente de la República, y obligaría a realizar un nuevo examen del panorama político nacional y las aspiraciones de los venezolanos.

ProMedio ha realizado un esfuerzo por examinar y analizar detalladamente la propuesta de reforma constitucional y elucubrar nuestras percepciones sobre el particular. Pueden leerlas aquí . No somos nosotros quiénes debemos juzgar la calidad o pertinencia de este esfuerzo, sino nuestros lectores y compañeros de discusión.

Sin embargo, en esta cuenta regresiva, queremos reafirmar nuestra posición de fondo más firme sobre el referendo constitucional del 02 de diciembre: todos los venezolanos deben leer detenidamente el proyecto de reforma, discutirlo, construir con ideas razonadas su propia opinión sobre el mismo y el cambio que representa para el país.

Debemos acudir a votar por la opción que creemos más adecuada, sin importar cuál sea. Pero sin pasiones, sin odio, sin arrebatos sentimentales propios de la polarización: debemos votar con nuestra innata capacidad de discernimiento, el más hermoso rasgo definitorio de la condición humana.

No importa cuál sea el modelo de país que admiran o prefieren, ni la tendencia política a la que se adscriban. Si hacemos uso de nuestro derecho al voto, de una forma responsable, madura, pacífica y razonada, habremos fortalecido a la democracia y habremos puesto nuestro grano de arena en la construcción de un mejor futuro, con un país más unido, donde las diferencias políticas puedan ser resueltas y dirimidas en un clima de respeto, y todos puedan aportar lo mejor de sí mismos para el bien común y en pos de los sectores más necesitados de la sociedad.

En nuestras manos está que el 02 de diciembre de 2007 pase a la historia como el día en que Venezuela alcanzó la mayoría de edad política. Saludos, y nos vemos en las urnas.

4 comentarios:

androsval dijo...

A veces el intento sereno de quedar en paz con Dios y con Diablo, o de ser "objetivo" pueden caer en un posición bastante chocante. Este post casi parece un anuncio del CNE. Amigos de Comunicación, sé que hacen un intento por evitar el sofoque radical, apuestan por lo racional del asunto, pero a veces la racionalidad y la indiferencia se dan la mano y es terrible. Por lo visto con aterioridad pensé que este blog se trataba de una oposición inteligente, y no de un paneo cenital y ecumbrado de la situación nacional. Induje que estaban llevando a cabo una explicación adecuada para ir a votar NO. ¿Que pasó? Queda un día para el 2D. Yo creo que hay que ser más combativos. Sobre todo porque aquí no existe CONATEL. Este post está un tanto escolar y mojigato. VOTA NO.

Yimmi dijo...

No existe CONATEL, pero existe ProMedio, y en virtud de nuestro manifiesto y nuestras convicciones preferimos escribir este tipo de textos que a muchos les puede parecer "un paneo cenital y ecumbrado", a nosotros nos parece una visión racional del panorama político-electoral del país en vísperas del 2D.
No somos el CNE, pero si fuimos de los primeros que llamaron a votar, y en consecuencia, hemos realizado la ardua tarea de educar a los lectores para que su voto sea consciente y no un dictámen mediático-político-partidista. Por eso no llamamos a votar NO ni SI.
¿No crees que es diferente votar NO y saber qué significa tu voto? ¿No es mejor que acudir a votar solo porque así te lo dijeron por Globovisión?
¿Escolar y mojigato? No, más bien Educativo y racional...
Al menos sabemos que vas a votar, eso es bueno... ahora, ¿Votas porque siempre estuviste convencido de ello o por que al fin el CNR se dio cuenta que su posición era absurda?

androsval dijo...

De atrás pa lante:

¿CNR? Nada que ver. Es absurda la posición, y sabemos el error que estamos pagando desde Diciembre de 2005. Saber que significa mi voto... claro, esta vez no es un voto castigo, como lo fue en Dic del año pasado. A mi NO me hace falta ver Globovisión para entender la vejatoria constitucional propuesta. Ustedes estimulan la lectura de la reforma. La leí, y después vi el desglose que hicieron que ayuda bastante.

Opinar no es "talibanizar". Tomar postura en algunos aspectos de la información no es ser una doña histérica de Alto Prado olla en mano, o ser Lina Ron, pero si te empeñas en "educar" creo que quizá subestimes a mucha gente que está buscando opiniones e información entre sus propios compañeros. Entre información y docencia, y tomando aquí tu rol de comunicador, creo que corresponde más informar, acatando todo este problema que evidencias entre los sesgos y las parcialidades ciegas generalizadas.

Yo veo aquí que se quieren decir muchas cosas solapadas porque además conozco a la gente de ProMedio y sé más o menos cómo es la postura a elegir. Lo de CONATEL salió a colación por eso. De todos modos, me parece bien que aclares que la desinformación es latente, pero no generalices diciendo que mi voto es ciego, porque ahora me vale vas votar que en cualquier otro momento y por eso el llamado que hice por el NO me parece sensato.

Yimmi dijo...

Estamos en sintonía.
Hay momentos en los que vamos a asumir posturas duras (como cuansdo los motorizados pistoleros malandros entraron a la UCV) y hay momentos en los que mediaremos más que de costumbre.
Nos pareció pertinente, luego de haber hecho los análisis (que nos da gusto que hayas leído), permitirnos un momento de reflexionar en frío.
Y es verdad, no podemos talibanizarnos por tomar ninguna postura, ni siquiera una postura media.
Gracias por tu participación, sabemos que eres un lector asiduo.
NO dejes de votar... (jajaja)